Project Description

¡Menuda cara de sorpresa y felicidad la de Rubén al ver el regalo que sus papás le hicieron  para su Primera Comunión!

Tras mantener una primera reunión con la madre de Rubén, nos contó que su hijo era  fan de la saga “Star Wars “, así que le diseñamos este Candy bar personalizado con una decoración con globos con sus personajes favoritos en los colores elegidos azul metalizado, dorado y plata.

Decoramos la recepción de los invitados con dos farolas en color azul y plata muy acorde con la temática y unos bonitos centros de mesa con estrellas azules adornaban toda la zona del comedor.

Sin duda, una sorpresa muy emotiva que nunca olvidarán, porque hay emociones que se guardan en el corazón toda la vida.

Muchas gracias  por elegir y confiar en La Tavola Dulce.